Cuba Matinal
che guevara

52 AÑOS DEL ASESINATO DEL MAYOR REVOLUCIONARIO DEL SIGLO: ERNESTO (CHE) GUEVARA

La frase pronunciada por el Che Guevara muestra su escepticismo en relación a las corrientes teóricas de izquierda que presuponían la alianza entre los trabajadores y la llamada «burguesía nacional» como la fórmula más efectiva para combatir el capitalismo depredador y la explotación imperialista de los países subdesarrollados de América Latina, así como, evidentemente, su fuerte espíritu revolucionario.

Antes de conocer a Fidel y Raúl Castro en México y unirse al Movimiento Revolucionario 26 de Julio, el Che dedicó años de su vida a América Latina y trató de mejorar su comprensión de las estructuras sociales y las causas del subdesarrollo en la región.

Originalmente estudiante de medicina en Argentina, Ernesto Guevara de la Serna se convirtió en el revolucionario más conocido del siglo XX. Su trayectoria comenzó en Guatemala en 1954, cuando participó en la lucha contra el golpe de Estado apoyado por Estados Unidos que derrocó al presidente Jacobo Arbenz.

Los años más emblemáticos de su carrera como guerrillero tuvieron lugar en Cuba después de unirse al Movimiento Revolucionario el 26 de julio. A pesar de ser diagnosticado como asmático, la fuerza de voluntad y la inteligencia del Che impulsaron su promoción como uno de los líderes de las columnas revolucionarias. Fue el Che quien comandó la columna que triunfó en la decisiva batalla de Santa Clara en el derrocamiento del dictador Fulgencio Batista en diciembre de 1958. El episodio es uno de los más famosos del proceso revolucionario, ya que la columna comandada por el Che descarriló un tren del ejército que contenía armas y municiones esenciales para garantizar la victoria de los revolucionarios.

Después de la victoria de la Revolución, siguió ocupando altos cargos en el gobierno (aunque tiene la nacionalidad argentina), como Ministro de Industria y Presidente del Banco Nacional de Cuba.

Su ímpetu para luchar contra el imperialismo lo llevó a dejar la relativa comodidad de su carrera política y viajar por el mundo difundiendo la Revolución. Así, estuvo en el Congo en 1965, ofreciendo su experiencia estratégica y táctica en la guerra de guerrillas, y en Bolivia, donde sería víctima de una emboscada patrocinada por la CIA que le causaría la muerte prematura.

Hace exactamente 52 años (9 de octubre de 1967), el asesinato que puso fin a su existencia física, lejos de ensombrecer sus logros, lo convirtió en un mártir de la Revolución y en un símbolo de esperanza para las generaciones futuras. En todo el mundo su imagen sigue siendo un bastión del pensamiento izquierdista, la rebelión y el antiimperialismo, después de todo según la famosa enunciación del Che en su discurso:

«Pueden morir el pueblo, pero nunca sus ideas.»

Add comment