misteriosos ataques a Cuba

Los diplomáticos de EE.UU. en los misteriosos ataques a Cuba se enfrentan a ‘diferencias significativas’ en la función cerebral, según un estudio

Un grupo de trabajadores del gobierno estadounidense tiene «diferencias significativas» en su funcionalidad cerebral después de haber sido expuestos a lo que el FBI llamó «ataques dirigidos» en Cuba entre 2016 y 2018, según un nuevo estudio.

Muchos de los 26 trabajadores que el Departamento de Estado de EE.UU. «confirmó médicamente» que estuvieron involucrados en los incidentes reportados en La Habana parecían tener menos conectividad y materia blanca en sus cerebros cuando se compararon con individuos sanos similares, dijeron los investigadores de la Universidad de Pensilvania.

Su estudio, titulado «Hallazgos de neuroimágenes en personal del gobierno de EE.UU. con posible exposición a fenómenos direccionales en La Habana, Cuba» fue publicado el martes en la revista Journal of the American Medical Association. No reveló si las diferencias en los cerebros de los trabajadores del gobierno de EE.UU. podrían atribuirse directamente a los eventos que experimentaron en Cuba.

Sin embargo, los autores del estudio señalaron «diferencias significativas en el volumen de materia blanca del cerebro entero, volúmenes regionales de materia gris y blanca, integridad microestructural del tejido cerebeloso y conectividad funcional en las subredes auditivas y visuoespaciales».

«La importancia clínica de estas diferencias es incierta y podría requerir más estudios», agregaron.

En el estudio participaron la mayoría de los 26 estadounidenses que el Departamento de Estado confirmó que habían estado involucrados en el incidente, junto con algunos de sus parientes y otros que podrían haber estado expuestos.

Los investigadores compararon sus cerebros con los de 48 individuos sanos no involucrados en los ataques reportados usando tecnología avanzada de IRM que creó un mapeo detallado de su conectividad y función cerebral.

Aunque los médicos notaron un volumen más pequeño de materia blanca en los trabajadores del gobierno de los Estados Unidos en comparación con los individuos sanos, encontraron que algunos de esos pacientes tenían volúmenes más altos de materia gris en ciertas regiones.

La materia blanca en el cerebro crea una red de comunicaciones a través de fibras nerviosas, mientras que la materia gris se refiere a áreas del cerebro que procesan información.

El estudio llegó casi dos años después de que ocurrieran los ataques reportados, aunque los incidentes permanecen en gran parte envueltos en el misterio.

Compartir
Dejar un comentario