ascaris lumbricoides

Ascaris Lumbricoides: El parásito que se esconde en las frutas y vegetales

Este es uno de los parásitos más comunes que pueden afectar a los humanos y cuyos huevos pueden incubarse por mucho tiempo en la tierra, su transmisión ocurre al consumir vegetales y frutas que contengan la larva. Es de suma importancia conocer de este organismo y evitar que pueda afectar a los niños, que son la población más afectada por la enfermedad que causa.

La lombriz que produce ascariosis

Este gusano es de la familia de los nematodos (gusanos con forma de cuerpo  redonda) y con una longitud alargada, su nombre coloquial es “lombriz intestinal”, debido a que al albergarse en los intestinos, pueden llegar a medir de 5 a 50 cm una vez están formados completamente.

Hay más de un millón de personas infectadas en el mundo con ascaris lumbricoides, su singular producción permite que se transmita rápidamente a otras personas, ya que los gusanos se reproducen con mucha facilidad y los huevos que deja la hembra son expulsados por el huésped humano por medio de las heces.

Los huevos dejados por sus larvas pueden vivir en la tierra por muchos años, debido a que pueden soportar condiciones extremas de alta temperatura y agua. Su medio de transmisión es oral, debido al consumo de frutas o vegetales. Se alberga principalmente en el intestino delgado formando la ascariosis.

De esta forma estos huevos permanecen en la tierra y son absorbidos por cualquier planta o persona, al llegar a otro huésped el ciclo se repite. Es por ello que esta enfermedad ha sido muy difícil de erradicar, especialmente en países del tercer mundo.

Complicaciones al tener este parásito en nuestro cuerpo

Al organismo entrar en contacto con estos parásitos, estos van dejando una serie de síntomas a su paso, al pasar por los pulmones producen tos y fiebre. Mientras que los que están en el intestino delgado se mantienen desarrollados gracias a los nutrientes que consume el huésped humano.

Al tener varios de estos parásitos en nuestra cavidad intestinal, empiezan a causar estragos en nuestro organismo al inhibir la producción de la tripsina y frenar nuestra digestión de los alimentos, esto causa en el individuo malestar general y otras complicaciones como anemia, diarrea, color de piel pálida y pérdida de peso.

El aumento excesivo de estas lombrices puede llevar el cuerpo humano a muchas complicaciones y enfermedades graves como la peritonitis, al romper la mucosa intestinal o la apendicitis al acumularse gusanos en el apéndice, ambas enfermedades si no son tratadas a tiempo pueden ser mortales.

Estas lombrices pueden migrar a otros órganos importantes, como la traquea, pulmones y bronquios trayendo complicaciones respiratorias, estas larvas pueden morir en nuestro cuerpo y vesícula ayudando a la formación de los peligrosos cálculos biliares.

La enfermedad es más peligrosa en personas de bajo peso y niños

En vista de que los huevos de ascaris lumbricoides permanecen por muchísimo tiempo en la tierra, los niños son los más susceptibles al contagio, debido a su exposición en la tierra y a que se llevan las manos sucias con frecuencia a la boca.

Al entrar en los organismos de los más pequeños los cuadros diarreicos y la pérdida de peso a causa de este puede llevar a la desnutrición, especialmente si se tratan de niños pequeños cuyo peso no sobrepase los 20 kilos. Las consecuencias de estas lombrices pueden ser fatales en los menores si no se detecta a tiempo su presencia en su organismo.

De allí la importancia de crear conciencia en los más pequeños en el lavado de las manos. Nosotros como adultos debemos lavar y si es posible hervir bien cada alimento que vayamos a consumir. 

La mayoría de los casos ocurren en las zonas montañosas y tropicales

Se dice que esta es una enfermedad que azota más a los países menos desarrollados por las condiciones de las comunidades, se ve muy poco en las ciudades, debido a que los servicios públicos son mejores y hay pocas zonas llenas de tierra.

En las zonas montañosas y rurales hay más deficiencias en lo que respecta a vacunas y el suministro del agua potable, también la alimentación es menos balanceada, lo que hace a estas personas susceptibles a tener sus defensas más bajas. 

Es por esto que en países desarrollados como España debemos tener especial cuidado con las frutas o vegetales exóticas que consumimos procedentes de países tropicales.

La medicina cubana ha sido pionera en su estudio y métodos de control

Siempre a la vanguardia en los avances médicos, hay distintos informes de universidades y laboratorios cubanos que han dedicado gran parte de su investigación al estudio de estos parásitos.

Sus estudios han comprobado que un 15 a 40% de los casos de ascaris lumbricoides ocurren en zonas de poco desarrollo o llamadas rurales. Y la capacidad de infección está por debajo del 2%.

La población más susceptible son los niños con edades comprendidas de 2 a 10 años de edad. Médicos cubanos descubrieron que el agua es también una fuente de infección de la ascaris lumbricoides.

Fueron pioneros en la detección de este parásito con un método de recolección de heces interdiario por 6 días donde se tomaban muestras para comprobar la aparición de los huevos del parásito.

Por medio del seguimiento realizado en Cuba a esta enfermedad se comprobó que puede haber reincidencia en los pacientes, dado que siempre que los huevos del gusano se ingieren por vía oral, los gusanos se desarrollarán en el huésped humano.

En un artículo médico publicado por la Revista Cubana de Alimentación y Nutrición, hablan de que este tipo de enfermedades intestinales causadas por lombrices no representan un riesgo para sanidad, puesto que su grado de mortalidad es muy bajo.

Enfatizaron en que para erradicar por completo este tipo de enfermedades se debe crear conciencia sanitaria en las familias, las cadenas de producción de alimentos y agua deben aumentar sus protocolos sanitarios para impedir que estos parásitos lleguen a las casas de los consumidores.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Cuba Matinal