alimentos que dañan tu cerebro

6 alimentos que no sabías que en realidad dañan tu cerebro

Tu cerebro es la esencia misma de tu ser. Te da tu identidad y te hace humano. Probablemente, el factor más importante que influye en si tu cerebro está funcionando de manera óptima o disminuye y encoge, es la comida que eliges comer todos los días.

Hay una variedad de alimentos que pueden dañar tu cerebro, ya sea al empeorar el control del azúcar en la sangre o por un impacto tóxico directo sobre tu cerebro.

Quisiera aclarar cómo y por qué ciertos alimentos son potencialmente dañinos para su cerebro.

#1: Azúcar y Harina de Grano

La causa # 1 para el deterioro cognitivo y la pérdida de memoria es el control anormal del azúcar en la sangre, conocido como resistencia a la insulina. El factor que tiene el mayor impacto en los niveles de azúcar en la sangre es la ingesta de azúcar. Claramente necesitamos evitar el azúcar.[1,2]

El azúcar de mesa no es la única causa del control anormal del azúcar en la sangre. Todas las fuentes de harina tienen el mismo impacto sobre el azúcar en la sangre que el azúcar de mesa. Cuando se compara el impacto de consumir un tazón de harina de trigo integral, harina blanca o azúcar de mesa, todos tienen exactamente el mismo impacto en los niveles de azúcar en la sangre.

En resumidas cuentas, si queremos una regulación saludable del azúcar en la sangre, entonces debemos evitar comer y beber todas las formas de azúcar, y también debemos evitar la harina en todas sus formas.

Lo único peor que comer alimentos azucarados (galletas, pasteles, dulces) sería beber bebidas azucaradas (refrescos, té dulce, jugo). El azúcar líquido tiene un mayor impacto en el control de azúcar en la sangre que el consumo de alimentos ricos en azúcar.[3,4]

Aquí un consejo para evitar la harina: cuando veas una receta que sugiera harina de grano, considere usar en su lugar harina de almendra o harina de coco. Funcionan muy bien en una variedad de recetas y no aumentarán tus niveles de azúcar en la sangre.

#2: Grasas Trans (grasas hidrogenadas)

Durante casi 20 años, me he referido a estas grasas desagradables como fluido de embalsamamiento, porque si te las comes, te estás matando a ti mismo. Las grasas trans empeoran los perfiles de colesterol, empeoran los niveles de azúcar en la sangre, disminuyen la función cerebral, endurecen tus células y aumentan el riesgo de cáncer.[5,6]

Para evitarlos, evite los alimentos fritos, ya que el aceite en las freidoras se convierte rápidamente en grasas trans. También es necesario leer la lista de ingredientes en cualquier comida preparada Si ves las palabras “grasas parcialmente hidrogenadas”, vuelva a colocarlas en el estante y compre otra cosa.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Cuba Matinal